jueves, 20 de diciembre de 2007

La risa

Fui a la Dirección de Tránsito con Díaz. Aquí nadie respeta ninguna cola. Ni en los bancos, ni en las oficinas oficiales, ni en las tiendas. La gente se atropella frente al mostrador y el más hábil, o el que tiene un amigo es el primer atendido. A mí siempre se me colaba todo el mundo. Esta vez, de la mano de Díaz me colé de un blanco que me miró con cara de pocos amigos. Le sonreí. Diaz entró a saco.

- ¿Cuántos días puede un extranjero conducir con su cartón europeo?
- Cuarenta y cinco días

Ajá! Ya sabía lo que era un “tiempo determinado”

- ¿Por menos días no se puede poner ninguna multa?
- No

Me indicó que le enseñara al agente de la ventanilla la multa. Comprobando el pasaporte quedaba claro. La multa fue puesta al mes y dos días.

- Pues sí. Está mal puesta.
- ¿Y entonces?
- Entonces qué

Cuando dije en mi portuñol de andar por casa que lo que quería era presentar una reclamación para que me devolvieran los 1.500 meticais la carcajada fue general en toda la oficina. Funcionarios, secretarias y público que esperaba ser atendido. Incluido el blanco del que me había colado. Todo el mundo me miraba y se reía. Me rendí. Cuando Diaz vió que yo también estiraba los labios soltó una carcajada sin pudor.

- Está bien, -dije- quédeselo. Como regalo de navidad.

Y la risa subió en volumen según me iba por la puerta de la Dirección de Tránsito.

Éste es un país alegre.

1 comentario:

Lorena dijo...

Edna ta Karlos maiteak,
Es la primera vez que entro a este blog y de verdad, no tengo palabras para describir las emociones que me ha hecho sentir. Es curioso cómo amenudo olvidamos que la vida está llena de anécdotas y aventuras que ocurren a diario y todo depende de los ojos con los que mires las cosas.
Me siento muy afortunada de haber conocido a personas como vosotros, que enseñan a ser humildes, recuerdan la necesidad de entender sin cuestionar ni comparar y muestran lo que es amar sin pedir nada a cambio.
Gracias por escribir con el alma, el corazón y la espontaneidad que te caracteriza Karlos. Eres un crack!
Os mando un beso enorme desde tierras montevideanas con sonidos de tango, candombe y murga. Prometo que a partir de hoy seguiré vuestras aventuras diariamente.
Me uno al club de fans!!!
Zorionak eta urte barri on 2008 biontzat!!!